dimecres, 27 d’agost de 2014

EN EL NOMBRE DEL PADRE

Llamaré a la justicia…

De madrugada, María le había pedido el divorcio y desde entonces, Juan no podía sacarse aquella canción de la cabeza. Y resultaba curioso, pues hacía mucho que había dejado de quererla.

…que te aprisione…

El amor terminó cuando ella le dijo que era estéril. Aquello derrumbó sus defensas. ¡Deseaba tanto tener un hijo! Llenó el vacío cambiando de vida. Dejó su antiguo oficio y aprobó las oposiciones al Registro Civil. Una broma gratuita del azar hizo que lo destinaran a la sección de nacimientos.

....con las cadenas…

Aquella mañana había mucha cola en su departamento. Al final, le tocó el turno a una muchacha de mirada triste. Juan se asomó a sus ojos y no le hizo falta mirar el impreso que le entregara para saber que faltaban los datos del padre.

…de mis amores.

Tras escribir su nombre en el formulario, Juan olvidó la canción.

CONSTRICCIONES INICIALES:
1. Extensión máxima: 150 palabras.
2. Utilización obligatoria de las palabras: Justicia, gratuita, turno, oficio, defensa.


dissabte, 16 d’agost de 2014

DEVENIR

Resultaba absurdo e inquietante, pero aquel libro que encontró años atrás en la biblioteca de su abuela había ido profetizando los grandes acontecimientos de su vida: su boda, el nacimiento de su hijo, el traslado a París…


Con mano temblorosa, volvió la última página. Lo que leyó, la dejó muerta.



Constricciones iniciales: 50 palabras.

dilluns, 11 d’agost de 2014

EN EL POZO

¡Maldita sea mi suerte! ¡Mira que caer al pozo! ¿Por qué siempre me han de ocurrir a mí estas cosas? Ah, ya lo sé. En otra vida fui una rata deleznable y ahora el universo me castiga por ello. Sí, eso debe ser. Fui una rata traicionera y sin escrúpulos. La rata más despreciable que haya existido jamás. Paciencia, paciencia. Tarde o temprano alguien pasará por aquí y me sacará.

Se acerca uno. ¡Mierda! Se ha ido al puente. Rata. Rata. Rata. Calma, Calma. Recuerda los ejercicios. Inspira. Expira. Inspira. Expira.


Ahí viene otro. Ahora sí. ¡Libre al fin! Presiento que mi suerte está cambiando. Ha llegado mi turno. Un cuatro. ¡Toma ya! De oca a oca y tiro porque me toca.


Constricción inicial: Uso de la figura literaria de la metáfora.

UN DÍA DE PLAYA

Juan chapoteaba en la orilla, riéndose de puro contento, cuando un niño pisoteó su castillo de arena.

—Casita rota —musitó y empezó a balancearse.

La cuidadora corrió a consolarlo, pero pronto supo que nada podría hacer.


—Chicos —gritó al resto del grupo—. Recoged. El día de playa ha terminado.


Constricción inicial: 50 palabras.

LA CAJITA DE LOS SILENCIOS

A veces me da por abrir mi cajita de los silencios y me pongo a escucharlos de nuevo.

Hay -seguro que te acuerdas- los plácidos silencios de aquellas tardes de verano, mientras paseábamos junto al río.

Hay el silencio trémulo que acompañaba mis manos el primer día que acaricié tus senos.

Hay silencios compartidos que dicen más que mil palabras y silencios impuestos que te abrasan por dentro.

Hay –lo admito- el silencio cobarde con el que una vez respondí a tus acusaciones y hay también tu silencio de acero cuando te confesé mi traición.

Y luego hay este silencio atroz, insoportable, cada vez que visitas mi lápida.


¡Por favor, tú que puedes, di algo!


Constricción inicial: Utilización de la frase "La cajita de los silencios".